ELECTROPUNCIÓN

La Electropunción es una técnica que combina los efectos de la punción con los efectos de la electroterapia. Se realiza aplicando una corriente eléctrica de alta o baja frecuencia a una aguja que la dirige directamente a los tejidos profundos, con la finalidad de estimular las fibras aferentes gruesas (fibras sensitivas) en las localizaciones próximas a la patología origen del dolor con el fin de disminuirlo o suprimirlo. Se puede aplicar esta corriente mediante aparatología, como el Tens, o con un pointer, con el que aplicamos la corriente directamente en una sola aguja.


Mediante el tratamiento de electropunción conseguimos una disminución del dolor pudiendo normalizar el tono muscular, mejorar el rango de movimiento articular, la fuerza y desensibilizar a nivel cutáneo, entre otros beneficios.


A diferencia de la punción seca, tiene un componente neuro-modulador al aplicar la corriente y una consecuente afectación al sistema nervioso periférico. Además, la aguja solamente entra una vez y al no tener que moverla buscando el espasmo local, no deja apenas dolor post-punción.