Ecografía

En el centro FiMov utilizamos un ecógrafo para realizar pruebas de imagen que nos permiten realizar una mejor aproximación diagnóstica y nos ofrece la posibilidad de realizar terapias invasivas mucho más acuradas y eficientes.

El ecógrafo emite un sonido, que es una onda mecánica de alta frecuencia no percibida por el oído humano, que irrumpe en el cuerpo para llegar al órgano que deseemos analizar. 

Cuando el sonido llega a una parte del cuerpo que presenta resistencia o posee mayor densidad, el mismo rebota enviando información al ecógrafo, que  reproduce una imágen nítida de los tejidos internos.